Terapia neural

Terapia Neural¿Qué es la Terapia Neural?

La Terapia Neural se basa en la teoría de que el trauma puede producir alteraciones de larga duración en la función electroquímica de los tejidos. Entre los tipos de tejidos afectados por el trauma se incluyen las cicatrices, los nervios o los ganglios.

Es una técnica de curación desarrollada en Alemania que consiste en la inyección de anestésicos locales en los nervios periféricos, las cicatrices, las glándulas, los ganglios autónomos, los puntos de acupuntura, los puntos gatillo, la piel y otros tejidos.

Es un método empleado para diagnosticar y tratar cuadros médicos que de otro modo serían difíciles de tratar o resistentes al tratamiento convencional. La Terapia neural (en alemán, “Neuraltherapie”) se remonta a los médicos alemanes Ferdinand y Walter Huneke, que al principio lo llamaron “Heilanästhesie” (anestesia curativa), luego “Segmenttherapie” (terapia segmental) y, finalmente, Terapia Neural.

Historia

En 1925 el Dr. Ferdinand Huneke, cirujano alemán, utilizó un medicamento recientemente lanzado para el dolor que contenía Procaína (un anestésico local) en su hermana que sufría de migraña intratable grave. En lugar de usarlo como se recomendaba por vía intramuscular, lo usó por vía intravenosa y el ataque de migraña se detuvo de inmediato. Impresionados tanto él como su hermano Walter, empezaron a usar Procaína en muchos síndromes dolorosos ya fuera a través de la inyección local o por vía intravenosa.

En 1940, Huneke inyectó en el hombro doloroso de una señora con osteomielitis en la pierna que en ese momento (antes de los antibióticos) amenazaba con una amputación. El dolor en el hombro mejoró algo, pero la herida de la pierna empezó a mostrar sensación de picor. Esta vez le inyectó la herida de la pierna y el dolor en el hombro desapareció de inmediato; lo denominó “Flash Phenomenon” (Sekundenphaenomen).

Breve recuerdo del Sistema Nervioso

El Sistema Nervioso se divide en dos partes:

  1. Sistema Nervioso Central compuesto por: cerebro y médula espinal.
  2. Sistema Nervioso Periférico compuesto por:
  • Sistema Nervioso Somático (Voluntario): formado por neuronas sensitivas que llevan información (por ejemplo, dolor) desde los receptores sensoriales (piel, ojos, etc.) y por axones motores que conducen los impulsos a los músculos esqueléticos, para permitir movimientos: saludar con la mano, patear un balón, etc. Los impulsos motores pueden ser controlados conscientemente, por lo tanto, esta porción del SNS es de características voluntarias.
  • Sistema Nervioso Vegetativo o Autónomo (Involuntario): actúa como centro de control de las acciones subconscientes y viscerales (a diferencia del sistema nervioso somático). Recibe la información de las vísceras y del medio interno para actuar sobre sus músculos, glándulas y vasos sanguíneos.

¿Qué funciones corporales están bajo el control del Sistema Nervioso Vegetativo?

Básicamente todas las funciones corporales están bajo el control del Sistema Nervioso Vegetativo. El Sistema Nervioso Vegetativo afecta a la percepción del dolor, el ritmo cardíaco, presión sanguínea, el olfato, el oído, así como la circulación sanguínea. Este último hecho es especialmente importante en tanto que el Sistema Nervioso Vegetativo regula el flujo de sangre a cada glándula y el órgano en el cuerpo.

Campos de interferencia y Sistema Nervioso Vegetativo

Así pues, por accidente el Dr. Huneke descubrió que el Sistema Nervioso Vegetativo está enviando información continuamente a distancia y que en algunas ocasiones, por lo que él llamó “campos de interferencia”, esta información entre las células puede alterarse. Un campo de interferencia es cualquier tejido dañado patológicamente que actúa como un estímulo al Sistema Nervioso Vegetativo. Descubrió que el campo de interferencia más frecuente son las cicatrices; cualquier cicatriz, no importa cuán pequeña o vieja sea, aunque se remonte a la primera infancia, puede ser un campo de interferencia.

Huneke mostró que la mayoría de los campos de interferencia se encuentran en la región de la cabeza: las amígdalas y los dientes son los más comunes. Por ejemplo: un brote de amigdalitis o una amigdalectomía puede ser el comienzo de un campo de interferencia en las amígdalas. Del mismo modo, un diente infectado o un canal de la raíz puede crear un campo de interferencia en el diente.

¿Cómo detiene la terapia neural los campos de interferencia?

La Terapia Neural detiene los campos de interferencia interrumpiendo la producción del estímulo que afecta al Sistema Nervioso Vegetativo.

En el pasado era ridículo creer que una cicatriz, por ejemplo, nos puede producir una enfermedad a distancia como si fuera una espina irritativa a nivel del sistema nervioso. Ahora estamos seguros de que esto es cierto. Es más, por medio de aparatos de micro bioelectrónica podemos medir los campos de interferencia y una vez que los hemos curado podemos medir nuevamente el potencial eléctrico celular, encontrándolo dentro de los niveles normales que es de 40 a 60 milivoltios.

El Dr. Huneke descubrió que cuando una célula se queda despolarizada, como es en caso de las cicatrices, esa célula ya no puede reaccionar normalmente.

Así que requiere de un estímulo extraordinario: la Procaína

La Procaína es capaz de producir una especie de electrochoque de 220 milivoltios que hace que se despierte la célula; repolarizándose nuevamente y recuperando su potencial eléctrico de 91 milivoltios aproximadamente. Las células recuperan su estado original y dejan de crear campos de interferencia.

Una buena analogía de esto es una arritmia cardiaca o pulso cardiaco irregular. El latido del corazón no está bajo el control voluntario del individuo. En estos casos, los médicos dan medicamentos como lidocaína (anestésico) para suspender la arritmia.

Comments are closed.